Eran los de antes por Pietro Salemme

Nota aparecida en suplemento SOY de Pagina/12
"Eran los de antes" por Pietro Salemme

En el SOY la nota original fue editada. Aquí, el texto completo:

ENTRE MACHOS
Miguel Rodriguez Ayçaguer es escritor, librero virtual, coleccionista, y por sobretodo un recolector urbano. Con cantidad de horas hombre encima inclinado sobre cajitas con fotografías antiguas ha encontrado en las ferias la fuente de su último libro: “Entre Machos. Fotografía y Amistades Viriles en el siglo XIX y XX” (Ediciones El Olmo, Buenos Aires, 2012) Por alguna razón la intimidad de muchas personas ha sido dada al público en general a través de las miles de fotos que los familiares incluyen en el lote con las cosas del recién fallecido. Omisión. Olvido. Hastío. Desprendimiento. No se. Pero los recuerdos salen a la venta con más asiduidad que el pan. 
El recolector muchas veces es un puente entre una persona y otra, y a través de el, el objeto se desliza. Pero en ocasión, es también el encargado de conservar. Y en este caso, de organizar. Estas funciones dan como resultado un libro que es un “poner el ojo y sembrar la duda”. 
¿Cuándo comenzaste a interesarte en la fotografía?
Desde joven he coleccionado fotos antiguas, postales, monedas y otros testimonios de épocas pasadas. El cine y la lectura llenaron mi adolescencia, descubriendo nuevos mundos y las vidas de nuestros antepasados. La  atracción que ejercían sobre mí las fotos ajenas, se refería, en principio, al hallazgo de imágenes “bizarras”, fotos que llamaban mi atención por lo extraño de la pose o de los sujetos fotografiados. En mis andanzas por ferias y anticuarios, fui descubriendo el rol que muchas de esas fotos tuvieron para los inmigrantes que llegaron al Río de la Plata, como forma de comunicación con los parientes a través del Atlántico. En forma paulatina fui incorporando otra “lectura”  sobre acontecimientos y relaciones personales que las fotos me revelaban.  A medida que crecía la colección, iban apareciendo “grupos” de fotografías similares en la forma o en el  contenido que muestran. Muchas de esas fotos marcan una época en las costumbres y en los cambios sociales. Así las fotos de los muertos (ancianos y “angelitos”) que llevaban la mala noticia al otro lado del océano; las imágenes de los recién casados y su evolución en el tiempo, con la incorporación de una notable refinamiento en las poses; las curiosas tomas de los esposos posando junto a los regalos  de casamiento recibidos; las fotos de grupos en despedidas de solteros o fiestas estudiantiles, donde  percibo el deseo de destacarse de algunos de los integrantes de esos grupos.
¿Qué sucede “Entre Machos” en las fotografías con las que fuiste dando?
En el caso de los grupos masculinos, es frecuente la pareja que se une en un abrazo o simula un beso, en las despedidas de soltero aparece el travestismo, uno o varios integrantes portan peluca o vestuario femenino y en no pocas ocasiones, aparecen objetos usados como símbolos fálicos evidentes. Estas fotos me conducen a vincular el desarrollo que adquiere entre nosotros la fotografía desde fines del siglo XIX y en especial luego de la aparición de las cámaras individuales en el XX, con la mostración de las amistades masculinas y su proceso de visibilidad. Muchas de esas fotos fueron tomadas sin ánimo de épater le bourgeois (otras en cambio sí, parecen indicarlo) pero hoy parecen portar un claro contenido “gay”, a pesar de que la mayoría de los sujetos fotografiados no hayan sido homosexuales.
¿Contás con refrentes que te hayan sumado en la búsqueda?
Si bien no faltan ejemplos de libros que reproduzcan este tipo de fotos en Norteamérica (el male bonding) o en Europa, no los encontré en el Río de la Plata, de ahí la idea de dar a conocer estas fotos de mi colección en forma de libro, con un respaldo acerca de la Historia de Fotografía en el Río de la Plata en los Siglos XIX y XX, que terminó convirtiéndose en ENTRE MACHOS.
¿Recordás algo sobre la primera foto de este tipo que convocó tu atención?
No me resulta fácil recordar la primera foto que llamó mi atención sobre este tipo de imágenes, pero las que se reproducen en las páginas 56, 66, 73 y 102 del libro, están sin duda entre las que promovieron la idea de una valoración común.
Muchos hombres rioplatenses han mostrado en fotos las amistades viriles que los unen.
Este libro propone ejemplos  de esa libertad que ha sido sellada en fotografías

Alguna escuché que escribir, escribimos todos, pero escritores hay pocos. En pleno siglo XXI la fotografía es moneda corriente, todos sacan fotos (pero no todos son fotógrafos) Las camaras digitales, el celular, las redes sociales, el exhibicionismo, la imagen imponiéndose o ayudando a reafirmar aquello que “ya ha muerto” como bien cita Miguel en su libro a Susan Sontag. ¿Podremos confiar en los formatos digitales? ¿Sobrevirán de la misma manera que aquellos cuadrados o rectángulos en sepia o blanco y negro? Un CD puede contener miles de fotografías y su promedio de vida es de 2 años, y de 5 a 10 si se lo conserva adecuadamente. En 1988, el directór Gustavo Mosquera R. estrenó una película con Hugo Soto y Charly García, se llamaba “Lo que vendrá”, en el afiche se leía: Para nosotros siempre habrá un futuro posible, ¿pero cual?

Pietro Salemme 



No hay comentarios:

Publicar un comentario